miércoles, mayo 19, 2010

The Beary Family


Una vez fui adolescente, ya casi no recuerdo, que pena que con el tiempo y los años acuesta se vayan borrando poco a poco esos recuerdos, tal vez por eso me gusta escribir y plasmar esas sensaciones para no olvidarlas, lo que si recuerdo, son las excursiones al centro de la ciudad, cuando las maestras nos permitían salir a todas las alumnas, si tal como lo ven ahora con los peques cuando los llevan al museo, pero en nuestro caso éramos adolescentes de 16 y 17 años, solo mujercitas, todas uniformadas y con las calcetas largas hasta las rodillas, no importaba que la salida fuera en pleno invierno, podíamos estar frente al palacio de gobierno por horas riendo y contando chistes, las imitaciones de Blanca, las discusiones de Amalia, disfrutando la etapa en que no deseas dejar atrás la niñez y sin embargo pronto dejaras la adolescencia para sentirte según nuestro entender ya adultas, el desear tener 18 años como si eso te liberara de tantas cosas, al final te das cuenta que no hay liberación, porque nunca has estado cautiva, sin embargo en la adolescencia, todo duele, cualquier gesto, cualquier mal entendido es casi motivo para cortarte las venas, tu mejor amiga es tu mejor confidente y el mundo esta contra ti, te quieres rebelar y no hay contra que rebelarte, es una etapa donde los amigos se van formando y esos amigos si sobreviven a todo lo que sucede en tu vida, ahí estarán para el resto de tus días acompañándote en diferentes etapas.

Anoche bajé a cenar y me doy cuenta que mi cuñado se había ido a trabajar y mi sobrino se había hecho ojo de hormiga, así es, convivo con un adolescente de catorce años, por supuesto los dramas y las discusiones son padrisimas, mas cuando lo veo discutir con mi hermana, porque uno de los mil propósitos que vino a cumplir mi sobrino en esta vida es el joder a mi hermana y eso de joder para nosotras es un arte, nadie nos gana, así que mi sobrino se desespera cuando estamos atacadas de la risa y el desesperado al punto de cortarse las venas y como esta en la adolescencia en este momento esta en la etapa de la amarguitis, por todo discute y todo le pasa a el, tiene esa enfermedad llamada yoyitis, yo, todo yo, solo yo.

Bueno en que estaba ahhh en que salgo y cierro la casa con llave, mi sobrino seguía sin aparecer y cuando regreso con mi hermana y mis sobrinas Jade (La migraña) y Abi (La flaquis) lo encuentro sentado en la mecedora y empieza a discutir

- Para el día de mañana quiere un juego de llaves, porque no me dejaron las llaves con Chela, bla, bla, bla - no, no decia llaves con cerveza, nooo se referia que le hubieramos dejado las llaves con la vecina que se llama Graciela, les aclaro por aquello de los malos entendidos
- Oye pues como se que vas a regresar, o donde andabas – le reclamo yo
- Es que me sali a hacer la tarea con mis amigos -no se porque todas las noches tiene tarea con los amigos y nunca le veo que lleve un lápiz o una libreta
- Ahh pues yo no voy a andar buscándote oye y que es eso de que para mañana quieres un juego de llaves, ahora resulta, a inga, inga, como no dices: mamá mañana me prestas las llaves para sacar una copia?
Después se escuchan solo refunfuchos, ruidos extraños, siempre me recuerda al papá oso de las caricaturas del pájaro loco, ese oso gruñón que no hablaba que salía en The Beary Family

Otras de sus discusiones fue cuando el refresco se acabo y se iba a sentar a la mesa y empieza a discutir y habla tan rápido que ni cuenta se da que en su lugar de la mesa ya tiene un vaso servido y como es don perfecto, no admite su error, simplemente dice, pues como iba a saber que es mi vaso, acaso tiene mi nombre escrito - inguesu a esas alturas a veces me dan ganas de romperle la boquita al ver como contesta a mi hermana - después empieza a discutir que si no le sirvieron de cenar y aun cuando a las 07:30pm llego de la escuela y cenó, todavía se comió un taquito de lo que hizo de cenar su padre y aun así pide a las 10:30pm comer algo mas, mi hermana toma paciencia y le sirve, por ultimo se levanta al refri y empieza a gritar que quien tomo su … y ahí se queda callado, cuando ve la mayonesa en la mesa.

Por supuesto a mi nada se me escapa, el joven ya estaba haciendo un drama porque simplemente no estaba la mayonesa en el refri, así que va la mía empieza la tía a joder (o sea yo) y comienzo a sobreactuar, por queeeeeee, por queeeeeeee porque le quitan la mayonesa a este pobre niño y empiezo a gritar escandalosamente y casi al punto del llanto con drama incluido (creo que debí ser actriz y me equivoque de profesión, ja, ja) las chiquillas están risa y risa, mi hermana también, total mi sobrino deja asomar una sonrisa muy apenas y yo sigo sobreactuando, pero es que en serio como joden cuando estan en esa edad, asi jodiamos nosotros, no friegues que paciencia de nuestros padres, al final todavía algo mas discutió cuando estaba en la sala viendo televisión y ya no pude mas, les juro que ya no pude mas y lo agarre a golpes, ahh pero no golpes sádicos, nooo, fueron golpes de cariño y se preguntan como son esos? Golpes que el se cubría y termine dándole una nalgada y unos manazos en los brazos, mientras el se removía como tlaconete salado y se ahogaba de la risa, y el ultimo consejo que le di a mi hermana era que le diera un beso, se imaginan, que osoooo! Que mami te de un beso y mi hermana lo amenazo que la próxima vez que lo vea con sus amigos, delante de ellos le dará un beso, así que ahí les encargo como termina esa comedia, en fin cada etapa es bella, aunque algunas veces te saquen de quicio los peques y te sirve de recordatorio que un día también tuvimos su edad y que hubiéramos dado por que jugaran con nosotros, nos prestaran atención o se rieran y nos enseñaran que la vida no tiene que ser tan estirada y tan dramática, la vida es solo eso un camino hacia la muerte y hay que caminarlo con alegría, porque el final siempre será el mismo, lo importante es como lo hayamos vivido.

11 comentarios:

Cubannita dijo...

Wow, qué bien escribes! Disculpa que no tenga nada que aportar. Son las 11pm y estoy MUY cansada!!! Pero, de verdad que la edad de la adolescencia NO es nada fácil!!! Yo aún no tengo hijos, así que aún me queda bastante para experimentar esos dolores de cabeza, jeje :)

Rumana, the LadyTiger dijo...

ahhhhhh la adolescencia! los días de colegio! todo eso fue fantástico, ahora los adolescentes viven de manera muy distinta esa transición!!!

saludos comadrita

la MaLquEridA dijo...

Jajajaja es que tu sobrino se ve que es todo un caso.

Habrá que llenarse de paciencia, pero bastante porque con la que tienes no te va a alcanzar jaja


Saludos.

Malhechecito dijo...

Ja ja ja comadre, ponganlo a que lave su ropa a mano, que se caliente solo lo que quiera cenar, que haga copias de las llaves con lo que tenga ahorrado, y metale unos madrazos de a deveras ja ja ja, todos fuimos asi, asi que nada fuera de lo normal.
Un saludo

EL CUTY dijo...

"el desear tener 18 años como si eso te liberara de tantas cosas, al final te das cuenta que no hay liberación, porque nunca has estado cautiva"

Sin duda esa es la mejor parte de tu relato, muy bueno por cierto.

Saludos.

Bruja Bonita* dijo...

Querida Nueva Comadre:

Pues los tiempos de la adolescencia si que han cambiado, hoy dia los niños que son ahora aun niños son terribles.

Si, sabemos que tu sobrino es bien especial, pues para TREMENDO solo EL.

Besos de la Bruja Bonita*

p.d. Te envio un gran saludo... CUIDATE HARTO.

EL CUTY dijo...

"el desear tener 18 años como si eso te liberara de tantas cosas, al final te das cuenta que no hay liberación, porque nunca has estado cautiva"

Sin duda esa es la mejor parte de tu relato, muy bueno por cierto.

Saludos.

Anónimo dijo...

"el desear tener 18 años como si eso te liberara de tantas cosas, al final te das cuenta que no hay liberación, porque nunca has estado cautiva"

Sin duda esa es la mejor parte de tu relato, muy bueno por cierto.

Saludos.

El Cuty

pakito dijo...

Vaya que me hiciste recordar esa epoca, pobre de mi family, Aunque creo que esa etapa aun no la supero, ja ja...saluditos

NN dijo...

Me gusto mucho tu relato comadre, muy bonito y tan cierto, ahh como duele crecer, saludos ¡

misojoslloraronhastadoler dijo...

ESTO MISMO PASA EN MI CASA con Josefo,es bien dificil pero gracias a Dios la ultima lloradera y reconciliacion a surtido efecto...me rei mucho con tu escrito porque hasta parece que lo estoy viendo,asi es mi negro....en fin esto pasara,espero....jejeje!!!