martes, julio 19, 2005

No andaba muerta, ni de parranda

Pues si amigos, despues de un evento super maratonico, en el cual su querida amiga con 15 años de antiguedad en una gran empresa, ha sido liquidada, cesada, despedida... buaaaaaaaa, como quieran decirle.

Todo salio muy bien, tenia 2 años sin jefe, asi que me dan la opcion de liquidarme pues quitan mi puesto del organigrama, nunca llego el CFO y me quede bailando con la mas fea, ja, ja... me fui de esa empresa que me dio tanto y en la cual puse tambien mucho corazon, me fui feliz, me despedi de todo mundo, no derrame ni una lagrima y sali por la puerta grande con la frente en alto, porque no es por nada, de que soy una fregonada lo soy y para prueba el miercoles fue mi ultimo dia en la empresa y ya para el jueves me estaban llamando para ofrecerme otro puesto en otra compañia con un super sueldazo y el viernes ya fui a entrevista y a psicometricos y ese mismo dia firme ya mi renuncia y recogi mi liquidacion, que basta decir que me fue muyyy bien, pague deudas, me compre otro auto y aqui estoy en el ciber, tomando un frapuchino y chateando, sin horarios, ni presiones, no les da envidia.

En casa no tengo internet y el intercable que contrate se tarda aprox 10 dias en estar listo, pero ni crean que me pierdo, de vez en cuando doy la vuelta.

Si alguien sabe de algun puesto de secretaria de direccion, bilingue y con 10 años de experiencia, con muchisimas recomendaciones y super buena, esa soy yo.... avisenme

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay mujer, pues mira yo si que te envidio, porque hace tiempo que no me voy de pinta, ni nada por el estilo pero no me caeria nada mal hacerlo, pero igual, animo verás que dentro de poquito ya nos andaras presumiendo que todo esta mucho mejor...

La flaca dijo...

orale con la mujer esta!!!! muchisimas felicidades por todo este buen cambio que te esta pasando, me da gusto que este cambio de piel aflore en ti todas esas cosas que hacen falta para revivir lo que esta en decadencia, animo y buena suerte!!

adriana dijo...

Ya sabes que los cambios son siempre buenos (y de calzones mejor...)