miércoles, noviembre 18, 2009

Esto es solo la vida y hay que vivirla


Hoy tuve una reunión con unas amigas de casi 20 años de conocernos, si, ya se éramos apenas unas chicuelas cuando nos conocimos (aja, aja) sin embargo hicimos recuento de todo lo que hemos vivido, hubo por supuesto el recuento de cosas muy tristes, sin embargo como siempre nos damos cuenta de que sin esas cosas tristes que han compuesto nuestra vida, no seriamos capaces de apreciar todo lo que Dios nos ha bendecido, todo lo que tenemos, principalmente nuestra familia y nuestra amistad.

Que extraño que siempre tengamos que ver los dos lados de la moneda para poder apreciar todo lo que tenemos, yo siempre he admirado tantas cosas de este grupo de amigas, una de ellas se fue al extranjero –al otro lado del mundo- y le es difícil venir una vez al año y ver a su familia, sus hermanas, tiene una familia muy bella, muy unida, de esas de antes, no como las disfuncionales que hay hoy en día, así que algunas veces es frustrante estar en un país distinto y no contar con tu familia cuando necesitas su apoyo o viceversa apoyarlos cuando están pasando un trago amargo, otra de ellas tuvo la perdida de dos hijas y después de varios años, por fin tiene a su niña, sin embargo ella siempre ha estado sonriente, con una fortaleza que desearía tener para no caer a veces en periodos de depresión, otra de ellas, con sus tres hijos y un marido sacado de revista, muy hogareño y siempre apoyándola, aunque la economía a veces no sea tan solvente como les gustaría. Faltó una de nuestras amigas, sin embargo no dejamos de admirarle, siempre pensábamos en su maravillosa suerte de haberse casado con un buen partido, ya saben un buen muchacho, con un carácter dulce, cariñoso, trabajador y con una buena solvencia económica, ella ya sin necesidad de trabajar, se dedicó al hogar y a la socialité, sin embargo también ha tenido sus pruebas, tiene una niña con secuelas de meningitis y otra autista, así que ahí estábamos todas, contando nuestras bendiciones que han llegado a la par de algunas pruebas, dimos gracias por estar en ese momento juntas, por haber estado juntas 20 años, por haber vivido la dicha de ser madres y sentirnos igual de jóvenes, aunque los años nos anden pisando los talones.

Por supuesto mi reflexión al ver todas las historias de terror de mis amigas, voltié y vi mi morralito cargado de piedritas y la verdad mejor me lo volví a acomodar y me quedé con el, porque a pesar de todo es parte de mi vida, siempre lo he dicho sin esas cosas que he vivido no podría ser quien soy hoy, así que solo me quedó despedirme de ellas con un fuerte abrazo y lagrimas en los ojos, agradecer la terapia de grupo que tuvimos y las risas intermedias para reirnos hasta de nosotras mismas
Deseando que Dios nos conceda mas momentos como este, porque las amistades son parte de nuestras vidas y forman un lazo tan fuerte como el amor filial, mientras tanto aqui les dejo la foto del collar que desde Alemania me trajeron de regalo, los chocolates tambien se los presumo pero ya solo quedaron las envolturas.

10 comentarios:

malhechecito dijo...

Es bonito cuando uno se vuelve a reencontrar con viejos amigos, yo tengo amigos desde que teniamos cinco años y cada vez que nos vemos platicamos como si no pasara el tiempo.
Un saludo

EL CUTY dijo...

Se juntó toda la mafia regia, con razón andaban los zetas bien nerviosos y mortificados.

Yo también tengo muchísimas viejas....... amistades, no pienses mal, de las otras nomás una que otra je je je.

Saludos

la MaLquEridA dijo...

Lo bueno es que después de tanto tiempo sigues conservando a tus amigas y eso es en si un gran mérito.


Bien por ti.



Saludos.

pato dijo...

Con todo esto nos damos cuenta lo afortunadas que somos y lo agradecidas que sebemos ser por nuestros hijos sanos .... aunque no quieran bañarse !

Comadrita le escribí.
Le dejo un abrazo !

NN dijo...

Holaaa que gusto pasar x aca, que padre reunirte con tus viejas amigas y verse tantos años despues. es como volver atras, es muy padre. saludos comadre. que tenga buen dia.

Ángel dijo...

Patricio, tienes razon, si tuve el deja vu, como si hubiera sido ayer y no casi dos años que nos hubieramos visto, bueno a algunas si he visto, pero el grupo reunido de las mosqueteras hace dos años que no estaba asi todo junto. Saludos.

Ángel dijo...

Cuty, ja, ja. con que nos tengan miedo es mas que suficiente, porque mujeres reunidas, uuuyy yo le platicara, ja, ja. :D saludos.

Ángel dijo...

Flor nuestras vidas cambian tanto y las amistades se siguen conservando, solo le pido a Dios un dia seguir viendolas igual que siempre aun cuando las arrugas adornen nuestro rostro. :D Saludos.

Ángel dijo...

Pato querida, asi es, apreciar nuestra vida es algo que cada mañana hay que hacer para nunca olvidar lo bendecidas que somos. Un fuerte abrazo comadre.

Ángel dijo...

Nelly y nos falta nuestra reunión, cuando? quiero despues presumir y me vi con mi amiga Nelly despues de ya 5 o 10 años de amistad :D un abrazo comadre.