viernes, enero 08, 2010

Cuando el frío llego a mi vida


Hoy en Monterrey el tema será el mismo, el frío que se ha dejado sentir el día de hoy y las bajas temperaturas que se esperan para mañana, tal vez sea una exageración, pero en los últimos años ya no había bajado la temperatura de esa manera, quien no recuerda un fin de año a 30°C un clima veraniego en pleno invierno o simplemente recordar hace dos días que el termómetro marcó 21°C y hoy sin embargo amanecimos a 1°C así de extremo es este clima y por lo mismo siempre nos asombramos.
Me remoto a la infancia en aquellos años en que salía de casa y el piso era una pista de patinaje, en ese entonces no veía el termómetro, no escuchaba las noticias, simplemente salía a jugar y no importaba que al abrir la puerta las estalactitas de hielo cayeran e hicieran ese inconfundible sonido parecido al cristal al quebrarse, bajar con cuidado los escalones hasta llegar al asfalto donde nuestros pasos se confundían entre juegos, entre risas y estar todos juntos platicando y sin saber que era el frío, aun no recuerdo cuando me lo presentaron, sería cuando crecí? y en que momento lo hice? si a los 17 aun esta presente el recuerdo del colegio e ir a la plaza, nuestra ultima salida para despedirnos e ir a casa a vacacionar y disfrutar las fiestas, el aire helado golpeaba nuestras caras, sin embargo el jubilo nos calentaba, las risas al escuchar las interpretaciones de Blanca y sus sonetos infantiles, los gritos de Amalia al jugar el calabaceado, al caerse y gritarle “se te rompió el pantalón” y ella inmediatamente se tapaba las sentaderas, cuando la rotura había sido en la rodilla, como no recordar esos días en que no conocía el frío, no se cuando te conocí pero ahora estando abrigada puedo aun salir y disfrutar de ti.

4 comentarios:

malhechecito dijo...

Comadre al crecer perdemos mucho de la inocencia,siempre ha sido lo mismo, unos años mas frios que otros, sin embargo al volvemos adultos le prestamos mas atencion a ciertas cosas, lo que debemos hacer es disfrutar de lo que venga, a Dios gracias tenemos vida, no cree?.
Un saludote

EL CUTY dijo...

¡Ay Ángel! ¿Porque nunca pudiste ser una niña normal? JA JA JA JA

Saludos comadrita

Micky dijo...

Que bonitos recuerdos, comaye!

la MaLquEridA dijo...

¿Frío?, amo el frío, pero ahora ya quiero que se vaya un poco.


Que dicha recordar la infancia.


Abrazo.