martes, marzo 16, 2010

Relato de un sábado por la tarde

Ya se había vuelto un circulo vicioso, préstame lana, me decía y a la semana te la regreso, ok, somos amigos, no cuestionaba pero si lo limitaba, para tal fecha lo necesito y ahí estaba el puntual, nunca le preguntaba para que lo necesitaba, eso no se pregunta al menos que alguien te lo quiera comentar, seguía molestándome, pero seguía siendo su proveedor por algunos meses, un días sin embargo me platicaron sabes lo que le ha pasado al compadre, aun tiene a su hija en el hospital, ya ves que hace años falleció su primera hija, pues ahora esta niña padece la misma enfermedad, ahí fue cuando me sentí mal, por que pese a que le prestaba dinero, no me puse ni siquiera a pensar que mi amigo estaba en una situación difícil.

Así que ese día le dije, compadre sin ofender tengo a tu disposición cierta cantidad, no tiene fecha de vuelta, es para que te alivianes un poco, espero no ofenderte y así fue como quede de verme afuera del estacionamiento de un hospital reconocido aquí en esta Ciudad.

Tal vez si hubiera salido a ver a unos amigos al bar, o si hubiera querido ir con otros a jugar golf, pero no, mi intención y mi salida era esa, llevarle a mi amigo lo ofrecido desinteresadamente.

Y fue cuando sucedió, ver un arma apuntando a mi, pensé tantas cosas, en mi familia, o tal vez no pensé en nada, fue tan repentino, tengo un golpe en la sien, pero estoy vivo, estoy completo, sin un rasguño, mi amigo al frente de la acera solo veía la escena pensando que se trataba de un secuestro, sin embargo solo se robaron la camioneta, el se acerco a mi, quiso llevarme al hospital para que me revisaran, sin embargo mi sentido del deber era mas fuerte o soy terco, me decía vine a algo y tengo que cumplirlo y así fue como me acompaño al cajero a regañadientes para yo darle lo ofrecido.

Días antes había recibido esta frase que me había impactado, después de lo sucedido la recordé, por lo mismo se que el estaba a mi lado protegiéndome.

" Para alcanzar algo que nunca has tenido, tendrás que hacer algo que nunca hiciste". Cuando Dios te quita aquello que tenías agarrado, El no está castigándote, sino simplemente abriendo tus manos para recibir algo mejor. Concéntrate en esta frase... "La Voluntad de Dios no te llevará donde la Gracia de Dios no te proteja". Algo bueno te sucederá hoy; algo sobre lo cual has esperado noticias.


Este es el relato de mi querido jefe, después de eso le di un fuerte abrazo, ya habían pasado cuatro días, él había intentado que no le afectara, no alteró su agenda, sin embargo un miércoles ya no pudo venir, su cuerpo se revelo, se le bajaron las defensas y tuvieron que inyectarlo por un cuadro griposo muy fuerte, pienso que no lo conozco lo suficiente, pues es solo mi jefe, sin embargo le tengo en alta estima, mas cuando le doy un abrazo y veo que dos lagrimas ruedan en sus mejillas, siempre he admirado a una persona que es capaz de demostrar sus sentimientos, sin embargo en mis ojos solo lagrimas brillan.

6 comentarios:

malhechecito dijo...

Wow, a veces uno no entiende porque pasan las cosas, sin embargo dice la biblia que todas las cosas obran para bien.
Un saludo

Rumana, the LadyTiger dijo...

Saludos comadre!!! toy triste fijate, muy triste, tomaré ejemplo de tu post, por algo son las cosas.

Micky dijo...

Qué bonito post, comaye!

NN dijo...

Cañooon¡ es impactante ver a la persona detras del jefe que por lo general siempre esta en su rol,su papel de jefe, autoridad, y verlo asi, ha de haber sido creo yo, desconcertante no?

la MaLquEridA dijo...

Por lo menos no le paso nada y conociste el lado humano de tu jefe.


Saludos.

pato dijo...

Comadrita, todo eso me pone muy triste. ( bueno pues, ando chillona )

TQM !