lunes, marzo 22, 2010

Ser o no ser hipocondríaco

No se que sucede, pero desde el sábado me he sentido agotada, un cansancio, como cuando has corrido un maratón (y eso que nunca lo he corrido) mas bien como cuando me la vivía en el gym, si un tiempo fui chica gym, pero nunca pude tomar forma, la única forma que tenia era exquisitamente redondita, las circunstancias de mi poco o mucho sobrepeso era una depresión por personas no gratas, pero bueno eso es pasado, el caso es que estoy agotada, cansada, me duele todo mi hermoso puerquecito, como soy un poco hipocondríaca -solo un poco- estoy considerando que algún virus me atacara en algunos días, mientras tanto solo quiero invernar, no me place levantarme de mi silla, no puedo ni levantar los brazos y solo deseo dormir, me hizo recordar cuando una vez estuve enferma de dengue, si el mendigo zancudo transmisor del dengue me picó y se siente horrible, no podía levantarme de cama en 7 días y así me he sentido este fin de semana, mientras tanto necesito fuerzas para el día de mañana, el peque se disfrazará de pato en el evento de primavera en la escuela y ya veremos como le va en la kermes, ya pedí el día a cuenta de vacaciones para verlo, tal vez al rato hable con el médico y le diga que las anfetaminas no me hacen ningún efecto, haber si ya puede recetar marihuana u otro medicamento, ja, ja, ya si no se me quitan los males, me puedo ir de viaje, ojala y me dieran rayos gama y me volviera Hulk, por lo menos así tendría fuerzas para el día de mañana.

De animo? El animo anda super bien, mi sonrisa también, el corazón igual, le da un poco de taquicardia, pero ha de ser de tanto que se emociona con los amaneceres, con las flores que se ven preciosas el día de hoy y el verdor de la primavera, creo en el poder de la mente sobre la materia, pero en mi caso mi cuerpo no quiere obedecer a mi mente, al parecer tienen algún conflicto interno, haber si en unos días se ponen de acuerdo, porque cuando arman una revolución no saben como se la gastan, el estomago sale con que no quiere comer nada, los ojos dicen que permanecerán cerrados hasta mediodía, las piernas no quieren dar ni un paso, mi cerebro les manda señales y me lo mandan a la fregada, que están en huelga y no harán nada, después empiezan las negociaciones y algunas veces solo apaciguó mi cuerpo con una buena ingesta de azúcar y carbohidratos, todo sea como un delicioso helado no logre arreglar.

En pocas palabras creo que padezco una enfermedad muy contagiosa…. Pereza del día lunes.

6 comentarios:

Micky dijo...

Feliz San Lunes, comaye!

malhechecito dijo...

Ja ja ja yo leyendo asi todo serio ja ja ja, cuando voy viendo la etiqueta, los lunes son asi, flojos de madre.
Un saludo

la MaLquEridA dijo...

Yo tenía esa enfermedad el sábado pero ya se me quitó.



Abrazo.

Àngello dijo...

comadre, es Lunes, lunesssssssssssss, todos tenemos su misma enfermedad.
jajajajajajajaja

saludos.

Ángel dijo...

Ja, ja, no ya en serio si la cosa sigue agravandose ya me voy a chequeo medico, pero al parecer hoy fue menos dificil levantarme, asi que yo creo que ya esta pasando. Es esa enfermedad horrible llamada "sejuela"... se jue la juventud, snif.

pato dijo...

Comadrita aunque ya pasaron dias te contaré un chiste para levantarte el ánimo: estaba un cubano trabaje y trabaje y un mexicano estaba tendido en una hamaca con la pereza encima, entonces el cubano molesto le dice " eh chico tu no sabe que la pereza eh pecado ? y el mexicano le responde " y la envidia tambien cabrón " !!!
tqm !