lunes, junio 15, 2009

Descanse en paz


No me gusta quejarme, pero hoy me voy a quejar… por queeeeeeeeeee, por que el parque que visite hace años, ya no es ni la sombra de lo que fue, snif.

El sábado me puse guapa, fui a Villa de Juárez por mi hermana Elsa, mi hermana Leo tenía otros compromisos y no pudo acompañarnos, así que iba mi hermana Elsa, sus dos nenas, mi Angelito y yo, nos fuimos a un parque cerca de la carretera nacional, íbamos con la ilusión de visitarlo ya que hace tiempo que no ibamos, en ese parque, mi abuelo Juan fue operario del trenecito por muchos años (después de que se jubiló de Ferrocarriles Nacionales), así que en nuestra infancia siempre que había oportunidad lo íbamos a visitar y nos gustaba que al subir al tren cerca de él, hiciera sonar la campana cada vez que se lo pediamos, hace años aun no había llegado Angelito a mi vida y un día entre semana pedí el día de vacaciones porque estaba muy estresada, mis hermanas sabían que si estaba libre inmediatamente armábamos la reunión y así nos fuimos a ese parque, ese día disfrutamos como enanos el paseo por los dulces recuerdos de nuestra infancia, sin embargo hubo una tormenta impresionante, el nivel del río que lo cruza subió rápidamente, el caos vial fue enorme, veías como el río arrastraba árboles, postes de luz, basura, hasta un sillón flotaba (si gente cochina que todo tira) ese día me dijeron: ojala y no vuelvas a estresarte, ja, ja.

Hoy en día el parque esta desolado, gris, triste, sin mantenimiento, los juegos infantiles ya no funcionan, el trenecito tampoco funciona, el mini golf pues donde era verde ya no hay nada verde y eso que era pasto artificial y los locales de comida donde antes trabajaba la gente de la tercera edad ya también están cerrados, los patitos ya no nadaban en el río ahora están en una ciénega llena de moho, por supuesto ya no hay canoas en el lecho del río snif, en vez de gastar dinero en campañas, voy a ir a pedir dinero para arreglar el parque, para que mi hijo y mis sobrinos puedan ir a visitarlo, para que caminen bajo las copas de los árboles, para que suban al puente colgante, para que vean los patitos en el agua, para que vuelva a haber peces en el río, para que se paseen en el trenecito, para naveguen en las lanchas, para que degusten comidas caseras, para que en el forum vuelva a presentarse obras infantiles, para que también tengan dulces recuerdos.
Leí que Fernando Larrazabal si iba a remodelarlo en caso de salir electo Alcalde de Monterrey, no tiene mi voto pues no vivo en el municipio de Monterrey, sin embargo espero y algun día si lo arreglen. http://impreso.milenio.com/node/8573685

Descanse en paz el parque canoas de Monterrey.

2 comentarios:

Cristy Fuantos dijo...

wao

yo nunca fui ahi...

pero si, es una làstima que dejen pasar las autoridades espacios de recreacion familiar...

me imagino la nostalgia que vos sentis

Ángel dijo...

Comadre Cristy, es triste, sali desilucionada y con tantos deseos que tenía que el peque conociera, ojala y en unos años vuelva a brillar como antes. Que tengas un buen día. Saludos.