viernes, marzo 20, 2009

Obsesiones

Por varios años hasta hace dos años atrás tenia una manía u obsesión por la limpieza que a veces rayaba en la locura, no podía salir de casa sin que la cama estuviera tendida, la recamara y la sala en orden y el baño sanitario lavado, me estresaba a tal punto que salía de mal humor de casa por no haber tenido el tiempo suficiente para terminar la limpieza, me levantaba a las 5:30am para barrer, trapear y recoger la ropa o zapatos que estuvieran fuera de lugar, poner una carga de la lavadora y al salir dejar la ropa en la secadora, les puedo comentar que esto no cambiaba absolutamente nada, por la tarde en 10 minutos de nuevo la casa sucia y desordenada, bueno lo que pasó después ya es historia, cambie totalmente de vida. (Alabado sea el Señor :D)

Hoy en día no tengo muchas obligaciones en casa mas que mi peque y yo y en cuestión de limpieza solo nuestra recamara en casa de nuestra familia adoptiva, platicaba con mi novio y le explicaba que soy una desordenada total, me gustaría haber tomado una fotografía el día de hoy de cómo quedó la recamara al salir por la mañana, ja, ja… parece zona de guerra, no digo que este sucia, simplemente desorden total, la ropa sucia en su lugar por supuesto en el bote de la ropa sucia, la cama sin hacerse, el peinador lleno de cosas que uso en la mañana, como crema, mouse, cepillo y ahí se quedan fuera de lugar, si Angelito tomo una película y dejó la caja junto al televisor igualmente ahí se queda, las figuras de plastilina dinosaurios y juegos como el jenga y rompecabezas sobre el buró, igualmente ahí se queda hasta el fin de semana que decidamos limpiar (si porque Angelito me ayuda) y la ropa limpia toda amontonada en un rincón, esperando que yo tenga tiempo para doblar y acomodar la ropa o colgarla en el closet y no se porque pero el vivir ahora asi, me hace inmensamente feliz, me gusta vivir en ese caos total.

Según mi psicoanálisis ese síntoma de obsesión por la limpieza también es síntoma de depresión, o desconformismo con la imagen propia o preocupación por la gente del que dirán y a raíz del divorcio todos esos síntomas cambiaron drásticamente y así de sencillo ahora me valen madre…ja, ja.

Y bueno ahora no se asusten si mi nube azul a veces parece color gris de la capa de polvo que tiene (te dije corazón, no iba a durar limpio mi carrito, todos los días paso por la construcción del puente de Av. México) mi habitación en desorden total toda la semana y mis sandalias bajo la cama, no digo que es excusa para que las cosas estén sucias, simplemente ya no me presiono o estreso si algo no esta en su lugar o reluciendo de limpio, como dice mi Angelito “no pasa nada”

Bueno compadres y comadres, vivan feliz, no se estresen, feliz desordenado fin de semana que la vida es tan corta como para preocuparse por pequeñeces.

2 comentarios:

Ale dijo...

Creo saber a lo que te refieres. Sabes, creo que tienes razon con eso que esas obsesiones eran síntoma de depresión. A mi me diagnosticaron depresión post parto y yo tambien tenia obsesiones con que las cosas esten ordenadas y en su lugar!!! Luego que me pusieron en tratamiento, a veces me quiere regresar la obsesion pero ni de broma como era antes. Llega uno a comprender que si las cosas no estan "perfectas" no pasa nada, el mundo no se acaba. Y como dices tu, relax, a ser feliz que la vida es corta para preocuparse por pequeñeces!!!
Saludos!

Ángel dijo...

Comadre Ale, asi es Bendito Dios te diste cuenta a tiempo, en mi caso habia pasado demasiado tiempo para cuando abri los ojos y reaccione, pero ahora lo veo como una Bendicion para poder apreciar la vida el día de hoy. Que tengas un gran fin de semana, que existen aun tantas cosas que ver, vivir, sentir y disfrutar. Saludos